miércoles, 7 de mayo de 2008

Entrevista a María Elena Tayco de Lázaro

Actual postulante al cargo de alcaldesa vecinal de la prejuiciada urbanización Aranjuez en Trujillo-Perú. Es la única mujer entre los competidores y desea el verdadero compromiso para la zona, sea ella o no, la elegida el día 1 de Junio de este año.

¿En qué consiste el cargo al que postula?
Consiste en dedicarse al servicio social para una comunidad, siendo la gestora de las aspiraciones de desarrollo de ésta. Se necesita levantar la imagen deteriorada que tiene Aranjuez en Trujillo. La fuerza del cargo permitirá ingresar con la cultura en los niños y jóvenes de la urb., y hasta incentivar la religión y valores.

¿Cuáles son los mayores problemas de Aranjuez?
Hay un foco infeccioso de drogadicción (venta y consumo).
También, algo que se luce por su mediocridad es la Posta de Salud. Es deficiente para el número de habitantes.

¿Cuáles son los proyectos que realizaría?
Primero, un local comunal con representación jurídica, que vele por los valores patrimoniales de la urbanización y que la represente (la encabezaría la misma Tayco en su periodo y perduraría luego de ella por los vecinos).
Habría talleres formativos para los jóvenes.
Legalizarían los títulos de propiedad de los vecinos.
Las conexiones de agua y desagüe que están colapsando serían arregladas o al menos habría una preocupación vecinal por eso.
La iluminación en parques y calles para evitar de vandalismo y drogadicción.
Seguridad ciudadana.
Incrementar la prevención en un 30%.
Motivar a los niños a la asistencia de sus colegios.

¿Cómo procedería a tales realizaciones?
Con la base de las conexiones con el extranjero (agentes que apoyan al desarrollo de América Latina).
Apoyo familiar y partidarios.
Buscando las diversas facilidades técnicas y solventes (cada competidor tiene su plan de medios y logística).
En los mismos debates con mis oponentes para lograr resaltar la idea del desarrollo común, no de un dirigente o grupo político.
Hacer un estudio basado en análisis y encuestas para conocer los mayores problemas de los vecinos y mejorar nuestro hábitat.

¿Qué es lo bueno que se resalta de la urbanización?
Hay muchas personas muy bien reconocidas por los vecinos de la urbanización.
Hay también una intensión mutua de querer desarrollarse y progresar.

¿Desde hace cuánto que sintió el deseo de ser lideresa?
Hace unos cinco años, cuando empiezo a entender que las cosas aquí van mal por los dirigentes, no por los vecinos. Ya cansada de sugerir cambios, es cuando prefiero intentar hacerlos yo misma.

¿Cómo cree que la sociedad ve a una mujer como representante de una comunidad vecinal? ¿Lo toman bien, hay rechazo?
Justamente varones me han dicho “necesitamos a una persona como usted para organizar mejor la zona”. O sea, que sí tengo un aprecio por los vecinos. Y las mujeres del mismo modo.

¿Ha sentido algún desprecio o discriminación por parte de sus oponentes?
Sí, por parte del alcalde vecinal actual. Pero más creo que es por envidia con fondo en el machismo, pues que una mujer haga un mejor trabajo de gestión que el de un hombre, pesa mucho en el ‘machazo’. Por suerte la gente ha sabido reconocer las cosas y los mismos vecinos han salido en mi defensa cuando lo creen necesario.

¿Es muy importante para usted ganar?
Sí, me importa mucho. Me importa mucho ganar amigos, ganar un buen vecindario, ganar la alegría de mis hijos en un barrio saludable, ganar cultura en una sociedad amistosa, ganar desarrollo y ganar valores firmes. Sí me importa ganar, lo que no me quita el sueño es si salgo o no, elegida alcaldesa.

¿Algún comentario?
La gente, los vecinos, interesados están. Lo que faltan son buenos líderes.
Aspiro a trabajar de forma unida con todos, no por un nombre, sino por la zona, que en verdad lo necesita.


Por Carlos Pajares Cancino